Grupo de entrenamiento de triatlón, ciclismo y carrera a pie.

Por Juanjo Martínez

Dormir mal antes de competir no disminuye rendimiento



Es normal dormir mal antes de un evento competitivo, pero no guarda relación con disminuir el rendimiento relativo.

En un estudio de 2014 sobre 103 atletas y su conducta de descanso, se vio que casi el 70% experimentan un sueño más pobre de lo habitual. Ello conlleva una percepción de la fatiga aumentada (parámetro subjetivo) y una tensión arterial más elevada (parámetro objetivo), ambos debidos a la calidad del sueño y al tiempo total de sueño. La tensión se correlacionó positivamente con el número de despertares (ruidos, necesidad de ir al baño y sueño intranquilo por el cambio de patrón horario), sin embargo, no demostró ninguna relación significativa con el rendimiento deportivo relativo, es decir, si ibas a quedarte en el segundo repecho y has dormido mal, te ibas a quedar de todas formas y viceversa (si has dormido bien, también).

Sin embargo, sabemos que la percepción subjetiva de esfuerzo puede representar una variación muy importante entre dos rendimientos deportivos inicialmente idénticos. Si nos empecinamos en convencernos de que nuestro descanso ha sido muy malo, nuestro rendimiento podrá ser muy malo, por lo que no dejes que tu sensación de cómo has dormido pueda más que tú.

Enlace al estudio: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24444196
Vía @YLMSportScience
Adbox

@cedar_power

@cedar_power