Grupo de entrenamiento de triatlón, ciclismo y carrera a pie.

Por Juanjo Martínez

El peligro de "acomodarse" y proteger tu cuerpo




Creo que la gente no es consciente del daño que se hace acomodándose la vida. Algo tan cotidiano como subir a un ascensor para una persona capaz de subir escaleras nos parece un gesto inocente pero esconde un peligro que no vemos... Nos desadaptamos. La capacidad de adaptación del ser humano funciona al alza pero también a la baja, es decir, así como someternos a un entrenamiento nos llevará a fortalecer estructuras del organismo (no sólo musculares, también óseas, tendinosas, ligamentosas, y demás "-oseas"), dejar de exponernos a esa necesidad nos va a debilitar.

El paradigma de la cuestión es que proteger una debilidad SIEMPRE nos va a hacer más débiles. Protegernos constantemente del frío nos llevará a tener menos capacidad para generar calor, porque perdemos tejido adiposo marrón, aquel rico en UCP1 (UnCoupling Protein One/termogenina), la proteína desacoplante de la ATP-sintasa cuya misión es transformar energía en calor (sí, lo que oyes, usa kCal sólo para que estés calentito). Es sencillo, si le aportas el calor de la manta y de la estufa, ¿qué necesidad hay de que lo haga el cuerpo de forma autónoma?

Resultado de imagen de ucp1

Protegernos de los agentes patógenos nos llevará a deprimir nuestro sistema inmune en lugar de enriquecerlo y mantenerlo preparado para combatirlos. Saciar el hambre comiendo a la mínima también hará que los mecanismos de recompensa del cerebro estén constantemente bombardeados y nos hagan creer que tenemos que comer y comer porque nos hace sentir bien. Atiborrar el paladar con los sabores que nos apetecen harán que luego veas un brócoli como el amigo feo del chico que ya era feo.

Volvamos a las escaleras, ¿cómo crees que reaccionará el cuerpo de una persona que siempre coge el ascensor el día que lo pongas a subir escaleras? Sensación de ahogo, flato, desagradable dolor muscular... ¿y subiendo una montaña? ¿es eso lo que quieres que sea capaz de hacer tu cuerpo?

Cada nuevo estrés y cada estímulo es un reclamo para generar adaptaciones. Da igual si es frío, hambre, esfuerzo, suciedad. No te digo que vivas como un hombre de las cavernas en una ermita (a algunos nos gustaría), pero piensa que tu cuerpo se hace más fuerte si algún día pasas frío, si le das flexibilidad metabólica haciendo algún ayuno, si entrenas variado,
si alguna vez vas descalzo, si algún día corres o vas en bici bajo la lluvia, si te haces un corte, si te cansas, si te da el sol, etc.

P.D.: La foto es de una escalera que existe de verdad, aunque sólo desde el ángulo correcto parece una escalera al cielo. Es una escultura del neozelandés Dave McCracken.

#bewatermyfriend

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adbox

@cedar_power

@cedar_power