Grupo de entrenamiento de triatlón, ciclismo y carrera a pie.

Por Juanjo Martínez

El pedaleo redondo no es más eficiente


El pedaleo "redondo" no es necesariamente más eficiente. Los estudios que lo demuestran tienen bastantes años, pero aún se sigue oyendo aquello de "evita pedalear a pistonadas porque desperdicias la fuerza", o “tira hacia arriba fuerte en la fase ascendente”. Lo de siempre, todavía no entiendo por qué la VERDAD cuesta tanto hacer entender, y los MITOS se propagan como el fuego en verano.

El primer estudio compara dos grupos de ciclistas, uno de nivel élite nacional y otro de buenos ciclistas de nivel regional/provincial. Se aprecian diferencias en el pedaleo, pero contrariamente a lo que nos imaginábamos antes de leer el título del post, los ciclistas de mayor nivel son los que tienen mayor variación en los torques (momentos de fuerza) del pedaleo.

Se puede ver en la imagen que acompaña al post como la línea naranja (élite nacional) obtiene mayor torque a 90º y menor torque pasados los 180º. Incluso existe un momento de torque negativo. Es decir, los ciclistas élite pisaban más fuerte el pedal y tiraban menos hacia arriba, produciendo más potencia a igualdad de coste metabólico, aunque para justificar esto último, también hay que valorar que superaban al grupo regional/provincial en porcentaje de fibras tipo I (66,5 +/- 3,7 respecto a 52,9 +/- 5,7%).

En el segundo estudio, donde nos extenderemos en otra ocasión, ocho ciclistas comparan cuatro técnicas de pedaleo diferentes (normal, redondo, tirando hacia arriba y a pistón). Siendo el pedaleo que tira hacia arriba el que consigue mejores registros en la efectividad mecánica, aunque requiriendo para ello un gasto metabólico que no compensa la ganancia.

COMO CONCLUSIÓN, los ciclistas de nivel élite no realizan el pedaleo redondo, por lo que su eficiencia no viene determinada por la eficacia mecánica y la distribución de la fuerza en todas las fases de pedaleo. Pedalear es un gesto para la musculatura extensora, modulando con la musculatura flexora el “peso” de la pierna en la fase ascendente. Olvídate de tirar hacia arriba. Esto es todavía más evidente cuanto mayor sea el tiempo de trabajo.

Y MI OPINIÓN PERSONAL, al margen de los estudios, sería terminar diciendo que pedalees normal. No es la primera vez ni la última que, intentando introducir algo nuevo (técnica de carrera, de brazada o de pedaleo), te das cuenta de que inicialmente no funciona, vas más lento y te fatigas más. Eso no significa ni por asomo que sea incorrecta, pero sí significa que no estamos adaptados a las exigencias estructurales que la nueva técnica supone para nosotros. El punto de inflexión no ocurrirá de la noche a la mañana, en tu mano está decidir continuar entrenándola o no.

(1) Coyle, E.F., et al. Physiological and biomechanical factors associated with elite endurance cycling performance. Medicine and Science in Sports and Exercise 23(1):93-107, January 1991.

(2) Korff et al (2007) Effect of pedalling technique on mechanical effectiveness and efficiency in cyclists. Med Sci Sports Exerc. 39(6) 991-995.
Adbox

@cedartraining

@cedartraining